Mudanza de vuelta a casa

Si cuentas con una segunda residencia, volver a poner todo en orden puede resultar complicado. Te dejamos algunos consejos para que tu mudanza de vuelta a casa sea lo más sencilla posible.
Vamos de vacaciones para relajarnos, no dejemos que el estrés vuelva a causa de la mudanza, ¡ya volverá por otros motivos!

Mudanzas de vuelta a tu hogar

¿Sabías qué según la Organización Mundial de la Salud una mudanza es un factor de riesgo relacionado con la generación de estrés?

Parece contradictorio pero, vamos de vacaciones para quitarnos el estrés y al volver a casa la mudanza vuelve a provocarnos estrés… ¡No puede ser!

Entonces, si cuentas con una segunda residencia a donde te diriges en verano, la vuelta a la rutina supone para ti un esfuerzo adicional, pues además debes organizar una mudanza para volver a casa.

Por esta razón hemos preparado una serie de consejos que te pueden ayudar a que la vuelta al trabajo y al cole sea lo más fácil posible.

¿Cómo puedo hacer para la que mudanza de vuelta a la rutina sea sencilla y fácil?

 

Atento a los siguientes consejos:

– Antes de salir de la residencia de vacaciones

Orden, lo principal

Es importante tener en cuenta que organizar todo el proceso es fundamental para llevar a cabo esta tarea sin perder la cabeza. Una buena opción es llevarnos a casa solamente los útiles imprescindibles y dejar en nuestra segunda residencia todo aquello que sólo es útil en el lugar dónde nos alojamos de vacaciones.

Organización

Unos días antes de nuestro regreso a casa, podemos empezar a empaquetar los enseres y ordenarlo todo por cajas, según el uso o la habitación donde va.
También es importante saber qué necesitaremos el mismo día de la mudanza, para dejarlo a mano y vernos obligados a desembalar las cajas buscando lo que necesitemos.

Embalaje

Nuestro enseres y objetos pueden verse dañados en el transporte a casa, por ello, debemos empacarlos correctamente y organizarlos de forma que sepamos encontrarlos al llegar a casa. Podemos ayudarte a encontrar cajas y material de embalaje adecuado a casa mueble u objeto.

Alimentos perecederos

Cuando dejemos la casa de vacaciones es imprescindible que revisemos todos los muebles que contienen alimentos para no dejar los perecederos durante mucho tiempo allí. De esta forma, evitamos que se produzcan malos olores o incluso que puedan aparecer bichos durante nuestra ausencia.

Desconectar electrodomésticos

Otro consejo es desenchufar el frigorífico y el congelador si no los vamos a usar. Puedes aprovechar y descongelar unos días antes para limpiar la acumulación de hielo y no provocar inundaciones tras tu marcha.

En el baño

El baño es otra zona de la casa en la que tenemos que tener especial cuidado para evitar olores, molestias a los vecinos, inundaciones… Para ello, unas buenas ideas son dejar bajada la tapa del inodoro (incluso podemos dejar en el agua algún producto desinfectante),  tapar los desagües con su tapón y no dejar botes abiertos o que puedan derramarse.

Ventanas

Antes de salir, es muy buena idea revisar las ventanas y persianas para dejarlas cerradas, así evitamos que entre polvo, humedad o incluso personas desconocidas en nuestro hogar.

Suministros

Por último, otro consejo sería desconectar la luz, cortar el agua y el gas y todos los suministros. De este modo evitamos que puedan provocarse inundaciones por un grifo que gotea, fallos en los electrodomésticos, fugas de gas… y además ahorraremos en la factura.

Pide presupuesto sin compromiso

 

En Mudanzas Luna podemos ayudarte a realizar el transporte de tus muebles de una vivienda a otra.

Contamos con vehículos de tamaño medio para poder realizar mudanzas más pequeñas, nuestros presupuestos se adaptan a tus necesidades y eres tu quien decide qué servicio quiere.

Para ello, pídenos presupuesto. Te ayudaremos a encontrar la mejor solución.